Si fuera tú, cuerpo del que soy,
Palabra llamando a quien me grita,
Voz escupiendo sombra,
Escarcha, sangre, vidrio;
Aullando el miedo de ti mismo.
Cuerpo que me exiges cuando me tienes
Donde constante te miras y me veo;
Desaparezco, estás conmigo
Entre alfileres de sol;
Me sigues donde quiero seguirte,
Llevarte con la palabra que me escupe,
Y arder cual hogueras apagadas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies