Si vale la pena,
pregunto,
el mar que nos arrastra
hacia este amor
superficial,
donde el cofre
llenamos de mentiras
y el corazón
de risas absurdas.
Si vale la pena,
pregunto,
ser pasto
de la hipocresía,
alimento del consumo,
presa de los buitres,
espejo de la calle,
envidia de los muertos.

Si vale la pena,
pregunto,
la razón
de la existencia

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad